NETANYAHU GANA DE NUEVO

Netanyahu gana de nuevo

Entrevista con Esther Shabot.

Por Nadia Cattan Jafif.

El pasado 17 de Marzo se llevaron a cabo las elecciones generales en Israel, las cuales se anticiparon luego de que Netanyahu disolviera su gobierno argumentando falta de unidad entre los miembros de la coalición para gobernar. “No voy a aceptar una situación en la que ministros ataquen al gobierno y a su líder desde adentro, sin responsabilidad nacional”. Tal fue su declaración en esos momentos.

Así pues la carrera se inició. La competencia principal se centró entre Benjamín Netanyahu del partido Likud e Isaac Herzog del partido Unión Sionista. Las últimas encuestas antes de las elecciones marcaban una significativa ventaja de Herzog pero ya después del conteo de los votos y para sorpresa de muchos, el partido Likud consiguió 30 bancas en el parlamento, lo que significa que Benjamín Netanyahu será por tercera vez consecutiva, Primer Ministro de Israel. Con este resultado surgen muchas interrogantes, y para responderlas, habla para Monte Sinai la experta en el tema Esther Shabot.

Esther, gracias por darle este tiempo a Monte Sinai, ayúdanos a entender qué sigue, es decir, Netayahu ganó pero ¿Qué procedimientos democráticos continúan?

Ahora lo que sigue es formar gobierno, el partido Likud ganó 30 bancas de las 120 que hay en la Knéset, pero necesita hacer coalición con otros partidos hasta llegar a concretar mayoría en el Parlamento, o sea, 61 bancas por lo menos. Lo más probable es que Netanyahu buscará unirse a partidos afines ideológicamente a Likud, es decir partidos de derecha y ultraderecha tanto religiosos como seculares. La unión con ellos si le alcanzará cómodamente para integrar un gobierno de hasta 67 bancas. Y tal como fueron los resultados electorales para las fuerzas de centro e izquierda, estos partidos cuyo número de bancas en el Parlamento será de 53, constituirán una oposición fuerte. Ésta estará integrada por la Unión Sionista de Herzog, junto con el partido Yesh Atid de Lapid, el partido Méretz y la Lista Árabe Unificada que consiguió 13 bancas convirtiéndose así en el tercer partido en tamaño dentro de la Knéset. Así pues, son altas las probabilidades de que Netanyahu encabece en esta ocasión un gobierno totalmente de derechas.

¿De que se perdió la ciudadanía israelí al no tener a Isaac Herzog como Prmier Ministro?

Herzog no posee el carisma de Netanyahu, pero es un político de línea moderada, dispuesto a más apertura en el tema de las negociaciones con la Autoridad Palestina a fin de alcanzar un acuerdo que permita a los palestinos tener un Estado y a Israel verse libre de la ocupación. Del mismo modo difiere de Netanyahu en temas de política exterior al pretender recuperarle a Israel su tradición de relaciones no conflictivas con Estados Unidos y la Unión Europea. Una de las promesas de Herzog de campaña era que iba a sanar las heridas que durante la gestión de Netanyahu ha sufrido la relación entre Israel y Estados Unidos. En el tema de la economía Herzog apuntaba hacia una mayor igualdad económica y social mediante políticas similares a las de la socialdemocracia europea, mientras que Netanyahu representa una postura económica neoliberal de libre mercado, correspondiente al modelo que ha impuesto la globalización.

Durante su campaña electoral, Netanyahu enterró la idea de colaborar para la creación de un Estado Palestino y prometió seguir impulsando los asentamientos, declaraciones que provocaron gran crítica internacional, incluida la desaprobación de Barack Obama, la pregunta sería: La hostilidad por la que atraviesa Obama y Netanyahu podría llegar a amenazar la relación entre Estados Unidos e Israel?

En la relación entre los dos países hay muchos intereses geoestratégicos compartidos. Ambos se necesitan y ambos se saben interconectados e interdependientes. Sin embargo, los graves desencuentros entre Netanyahu y Obama, agudizados en estos últimos días, pueden costarle a Israel ventajas que siempre tuvo en la relación especial entre los dos países. Y eso es una pérdida lamentable porque si hay una fuerza mundial necesaria para garantizar la seguridad de la existencia de Israel, ésa es Estados Unidos.

Por otro lado, lo que va a suceder en el futuro dentro de Israel es impredecible; el Medio Oriente esta lleno de elementos imponderables que en cualquier momento pueden modificar radicalmente los escenarios, pero la lógica indica que con Netanyahu al mando se espera más de lo mismo. Y más de lo mismo significa, sintéticamente, más asentamientos judíos en Cisjordania, estancamiento en la relación con los palestinos, quizá una modificación en políticas económicas para paliar un poco la creciente pobreza entre la población israelí, e insistencia acerca de la peligrosidad de Irán y su proyecto nuclear.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s