¿QUIEN TIENE MAYOR DERECHO SOBRE EL MONTE DEL TEMPLO?

 

 

¿Quién tiene mayor derecho

sobre el Monte del Templo?

 

Por Nadia Cattan Jafif.

 

Me pongo los guantes y comienzo a escribir; son los guantes de la cautela, un poco incómodos pero necesarios para tocar estos temas, porque, como siempre y desde siempre, Jerusalém esta sumergido en conflictos políticos, territoriales y religiosos. Desafortunadamente, cuando tantos y tan sensibles factores se combinan, no queda más que desplegar la información de una forma clara y objetiva, para que cada quién formule su propia opinión. La situación es complicada, pero estoy convencida que el conflicto merece una sociedad informada.

Discutir sobre quién tiene mayor derecho sobre el Monte del Templo nos obliga a hacer un viaje en el tiempo; la historia es mucho más que un enorme tumulto de acontecimientos, el pasado esta conformado por hechos que, por su orden y circunstancias, definen quiénes somos y qué es lo que queremos.

Hubo una época en la que el pueblo hebreo dejó de ser un conjunto de tribus para convertirse en una nación: la época de los reyes; esta nueva nación, estuvo formada por dos importantes pilares: el valor de la libertad tras su esclavitud en Egipto y una fe reforzada, pues los milagros de su éxodo y el recibimiento de los 10 mandamientos eran relativamente recientes; así que la fe y la libertad fueron los cimientos de esta gran nación.

En aquellos gloriosos años, el Rey David hizo de Jerusalem la capital de Israel, sin embargo, la prosperidad tuvo fecha de caducidad y tras la muerte del Rey Salomón el caos imperó, iniciando con la división del reino y terminando con la histórica invasión babilónica precedida por Nabucodonosor. El Primer Templo fue destruido y el pueblo judío sufrió un exilio masivo.

Cuando el pueblo judío tuvo la oportunidad de volver, (gracias a que el Rey Ciro II y su Imperio Persa diera permiso) el segundo Templo quedo de nuevo construido, y con ello, el judaísmo tomaba de nuevo su camino.

Diferentes actores pasaron por este importante escenario; transcurrieron tiempos de hostilidad y tiempos de paz, hasta que el Emperador Tito decidió que los judíos ya no eran bienvenidos. En el año 70 d.e.c el poderoso ejército romano, destruyó el segundo Templo dejando al pueblo judío completamente desmoralizado; 65 años después, los judíos se revelaron ante los romanos por ultima vez, la rebelión fue un fracaso que sólo agravó la situación de la desafortunada minoría judía, un fracaso que provocó una expulsión definitiva. Es en este momento de la historia cuando sucede “la gran diáspora”. 

Finalmente, los romanos cambiaron el nombre de Israel a Siria Palestina, creyendo que con esto, el pueblo judío quedaría desarraigado de su tierra prometida.

La única religión monoteísta, en ese entonces, se dispersó hacia diferentes confines de la tierra, adaptándose a nuevos estilos de vida y nuevos idiomas; mientras tanto, el poder de la entonces llamada Palestina cambió muchas veces de manos y en el año 636 d.e.c esta porción de tierra cayó bajo imperio Otomano, un imponente imperio que duró nada más y nada menos, que 622 años.

Consecuencia del Imperio Otomano, el Medio Oriente se decoró con majestuosas mezquitas, una de ellas es la Mezquita de Al Aqsa, construida en el año 711 d.e.c para, según las creencias musulmanas, identificar el lugar desde el cuál Mahoma subió al cielo. Esta mezquita se construyó muy cerca del domo de la roca y unidas ambas por una explanada se le dio el nombre del Noble Santuario, este recinto, es el tercer lugar más sagrado para el Islam, el pequeño gran detalle, es que este complejo fue construido sobre los restos de lo que algún día fue el gran Templo judío, así, a lo que los musulmanes llaman Noble Santuario los judíos le llaman el Monte del Templo.

         Llega 1948 y de manera formal, los judíos regresan a Israel después de 2,000 años; esta vez, para convertirse en un Estado libre y soberano. El festejo fue ferviente pero también incompleto, pues la re construcción del Templo esta imposibilitada por las mezquitas musulmanas; y por más que se desee la física no miente, 2 objetos no pueden ocupar el mismo espacio al mismo tiempo.

La explanada quedó bajo control de la oficina de asuntos religiosos musulmana (wafk), y a pesar de que Israel hoy gobierna Jerusalem, este sagrado lugar musulmán ha recibido un profundo respeto por parte del gobierno, tan es así, que las mezquitas están de pie y en continuo funcionamiento, sepultando debajo, el anhelado sueño de la reconstrucción del Templo.

¿Quién tiene mayor derecho en el Monte del Templo? Esa será siempre una discusión, como espectadores, sólo nos queda informarnos lo mejor posible para gorjar nuestra propia opinión; sin embargo, las opiniones, hasta del más conocedor, salen sobrando, pues lo que urge es paz, son muchos los israelíes, ya sean judíos, musulmanes o cristianos, que lo único que quieren, es vivir con tranquilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s