Entrevista con Pilar Rahola

 

En entrevista con Pilar Rahola.

Por Nadia Cattan Jafif.

 

Escritora, periodista, política, filóloga, conferencista, multipremiada y amiga del pueblo judío, eso es Pilar Rahola, reconocida en Europa por luchar contra el antisemitismo y por defender a Israel, aún en los momentos más hostiles.

Agradezco a Pilar y a Monte Sinai, el espacio para realizar esta entrevista.

 

Pilar, creo que el antisemitismo de Europa es muy distinto al que vivimos en América Latina, es decir, aquí en México podemos ver gente que critica duramente a Israel, sin embargo no sabría ni siquiera ubicarlo en un mapa. ¿Qué consejo nos darías a todos los judíos latinoamericanos para sobrellevar o combatir este antisemitismo tan arraigado a la ignorancia?

Bueno, es verdad, en Europa tenemos el antisemitismo de la extrema izquierda, que va de la mano con el anti sionismo, éste es de cuidado; por otra parte tenemos el antisemitismo que nace del Islam, para gran parte de los musulmanes, odiar a los judíos se ha convertido en una segunda piel, hay mucha gente buena en el mundo musulmán que no mataría a nadie, sin embargo son profundamente antisemitas, de este ultimo, los mexicanos se han salvado, ya que las comunidades musulmanas en México son pequeñas. El odio a los judíos siempre esta basado en la mentira y en la ignorancia, sin embargo, hay distintos tipos de antisemitismo y es bueno identificarlos y clasificarlos porque unos, son más peligrosos que otros.

Lo que me impresiona es que todo mundo opina de Israel y nadie sabe nada, todo mundo sabe lo que tiene que hacer el Presidente de Israel, como si fuera tan fácil gobernar un país asediado permanentemente por bombas, por misiles, por odio, ¿Cómo gobernar esa complejidad? ¿cómo sobrevivir como pueblo? para estas preguntas nadie da ideas. Es increíble ver que el único país del mundo del que todo el mundo tiene algo que decir es un país que la mayoría de la gente no conoce; pero bueno, para que el antisemitismo exista no necesita estar en contacto con judíos, hay zonas con un alto antisemitismo donde no vive ni un solo judío, de la misma manera nadie necesita conocer Israel para ser anti sionista. Así son los prejuicios, las intolerancias nunca se basan en la verdad.

Mi consejo sería siempre contestar. Tu, yo, la gente a la que nos preocupa este tema debemos levantar la voz para plantar la bandera de la verdad, debemos dirigirnos a esa cantidad enorme de gente que tiene una opinión atmosférica porque ha oído muchas cosas, son esas opiniones las que debemos modificar. Hay personas que cuando le das datos reales reaccionan, debemos explicarles que Israel tiene razones morales que tienen que ver con valores universales, con el derecho de un pueblo a existir y a vivir en paz, con la democracia, con la libertad, con la propia identidad; son estos valores lo que hacen un mundo mejor, sí no todos están convencidos es porque no se ha llevado el mensaje como debe de ser, falta información, por tanto debemos explicarla.

 

         Es un hecho, tenemos que contestar nuestras propias preguntas para poder responder la de los demás.

         Pilar ser amiga de Israel y del pueblo judío no es algo sencillo, esto te ha provocado muchas críticas y ataques, así que la pregunta es ¿Por qué? ¿Por qué tomar la pluma o el micrófono para hablar de un tema tan controversial tomando una bandera que no es fácil de cargar?

Te lo voy a explicar de esta forma, quienes buscamos formar opiniones enfrentando las ideas no podemos esperar aplausos, yo sólo defiendo lo que creo, alguna vez una escritora española dijo que un pensamiento libre es un territorio solitario y hostil.

A mi nunca me ha preocupado que exista gente que no me quiera, al contrario, hay gente que no quiero que me quiera, porque hay personas que yo las considero enemigas. Un islamista fundamentalista que decapita a una persona es mi enemigo, un dictador que oprime a su pueblo o un tipo que condena a una mujer a la lapidación es mi enemigo, un padre que educa a sus hijos para que se conviertan en una bomba humana y exploten en Tel Aviv es mi enemigo, si en mi país o en otros lugares me expulsan del paraíso porque no soy políticamente correcta o quieren matar al mensajero para no escuchar el mensaje no me importa porque estoy convencida que hago lo correcto.

Como es evidente yo no soy toro, pero soy anti taurina y los toreros españoles me odian, y me meto en ese lío porque mi sensibilidad me impide aprobar que un ser humano pueda divertirse a causa del sufrimiento y la muerte de un animal; para mí, esa es la degradación del ser humano. También, como es evidente, yo no soy una mujer musulmana pero me preocupa una mujer lapidada en Teherán, o unas chicas secuestradas en Nigeria, o aquella mujer saudí que tiene capacidades pero no logrará nada porque no se le permite estudiar; así, del mismo modo me preocupa Israel porque tengo empatía por las victimas, levanto la voz por la mujer en Teherán, por el toro o por el que murió en Israel por un atentado terrorista. No quiero formar parte del amplio silencio cómplice del mal, si nos quedamos entre el bien y el mal, el mal nos va a devorar, bien lo dice aquella frase, lo peor no es la maldad de los malos sino el silencio de los buenos.

 

         Defendemos constantemente al Estado de Israel; por eso ahora la pregunta es distinta, Pilar, desde tu punto de vista, ¿En que se ha equivocado el Estado de Israel? De todas las críticas que ha recibido, ¿De qué es culpable?

Esa es una pregunta que no puedo responder, porque ya hay tanta gente que ha dicho lo que debe de hacer Israel que yo no voy a ser una más, ¿Quién soy yo para juzgar cuando vivo tranquila en mi casa? yo en mi país no tengo 30 segundos para salvar mi vida cuando un misil viene en camino. Israel es un país que además de ser una democracia tiene que luchar continuamente por sobrevivir, y además, todavía se da tiempo para brindarnos avances científicos, tecnológicos, etc. Desde luego hay cosas con las que no estoy de acuerdo, la nueva ley para proclamarlo como Estado judío no creo que ayude, sobre todo en materia de imagen; pero en conclusión, no tengo ninguna autoridad moral para criticar a un país que intenta sobrevivir cada día.

 

         ¿Que impresión te llevas de la comunidad judía de México?

Me llevo una impresión de cariño, de mucha organización. Pude sentir una intensa preocupación por todo el tema islamista, por lo que ocurre en el mundo y específicamente en Israel. Los judíos mexicanos es gente muy tranquila, pero en ese punto de calma y tranquilidad me he encontrado con mas tensión. Independiente a eso, en todos los lugares en los que he estado he encontrado interés, cariño, comprensión, empatía, mi recuerdo de lo que me llevo no puede ser mejor.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s