Mesopotamia, cuna de la civilización

Mesopotamia, cuna de la civilización.

Por Nadia Cattan Jafif

 

Tan sólo mencionar la palabra Mesopotamia ya es remontarse milenios atrás; sin duda, esta civilización está sumergida en la antigüedad; pero gracias a los escribas de aquellos años y a los ilustrativos pictogramas tenemos hoy información que se negó a permanecer enterrada. Con algunos de estos descubrimientos, la Biblia hebrea cobró más veracidad, pues fuentes babilonias vinieron a confirmar historias que hasta el momento, sólo en la Biblia se podían encontrar.

Uno de ellos es la Epopeya de Gilgamesh, un escrito que describe un hermoso lugar con las mismas características que el Edén, hasta existe la sugerencia que el Edén en donde estuvo Adán y Eva es más bien una isla jardín que está al sur de Mesopotamia, aunque esto pueda ser contradictorio a las escrituras sagradas.

Otro ejemplo de confirmación de la Biblia, son las tablillas mesopotámicas, en donde se encuentran relatos de una terrible inundación parecida al diluvio que narra la Biblia hebrea; no se puede hablar de fechas pero si de lo que parece, un mismo hecho narrado por fuentes diferentes.

En la literatura de Mesopotamia, también se hace referencia al Rey Nabucodonosor y su conquista de Jerusalem, así que el inolvidable exilio que sufrieron los judíos a manos de los babilonios esta narrado por las mismas manos de los victimarios. Es un hecho que si a los hechos bíblicos se le agrega la confirmación proveniente de otras fuentes, la voz del libro sagrado cobra más credibilidad.

Fue Mesopotamia cuna de grandes civilizaciones, cuatro de las más importantes fueron la sumeria, la acadia, la asiria y la babilonia. ¿Pero qué hace que Mesopotamia sea la cuna de la civilización? La respuesta puede ser muy amplia, los puntos más destacables a continuación:

Sumeria fue cuna de la escritura, muchos de los primeros escribas se formaron ahí. Se le debe también a los sumerios la invención de la jardinería, del sistema de Estado y de Gobierno, de la rueda y hasta de conceptos del tiempo, pues fueron ellos los primeros en el mundo que catalogaron el minuto, y dentro de el, 60 continuos e interrumpibles segundos.

El lenguaje acadio fue una de las lenguas semíticas más antiguas, ya que las primeras escrituras cuneiforme, datan aproximadamente del 2,400 a.e.c.. Del acadio primitivo derivaron el asirio y el babilonio; que fueron utilizados en el territorio hasta que el arameo los sustituyó en el siglo IV a.C.

De Asiria se pudo aprender el arte de la guerra, y si bien esta claro que la guerra no es ningún arte se tiene que aceptar que ellos fueron los artesanos de las más despiadadas armas y de invencibles estrategias militares. La Biblia hace referencia a su crueldad y barbaridad.

Babilonia fue, tal vez, la más importante de las civilizaciones de Mesopotamia. Para algunos historiadores, parte de la Torá se escribió en ese lugar, durante las tres generaciones de judíos que permanecieron durante el exilio. Además, Babilonia fue uno de los imperios que puso los cimientos de la ley y el orden, pues su rey Hammurabi dio a su gente un código de 282 leyes, de este modo, reglas como no cometer adulterio o no robar fueron integradas en la sociedad.

Es por el código de Hammurabi y otros códigos de leyes, que los 10 mandamientos otorgados a Moisés en el Monte Sinaí no tienen la primicia como primer reglamento de la humanidad. El valor conciso de los 10 mandamientos radica más bien en su origen divino, y lo que se demuestra en el primer mandamiento, una especial conexión entre el pueblo de Israel y Dios.

Para dimensionar la antigüedad de la civilización de Mesopotamia, sólo hay que entender que el código de Hammurabi se escribió 500 años antes de las leyes mosaicas; sin duda un tiempo en el que el ser humano se dio cuenta que para organizarse, hacían falta leyes y reglas de comportamiento que los ayuden a civilizarse.

Adentrarnos en la rutina del día a día no debe borrar nuestra memoria, objetos y conceptos que usamos el día de hoy nacieron en Mesopotamia, ya que este imperio fue el puente entre lo arcaico y lo civilizado, el cual, merece ser eternamente recordado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s